La Secretaría de Economía (SE) publicó este lunes un decreto en el que posterga una baja arancelaria en los sectores textil, calzado y del vestido hasta el 1 de octubre del 2024.

La medida impacta a 43 fracciones arancelarias del sector calzado y 274 fracciones arancelarias de los sectores textil y confección.

En abril pasado, la Secretaría de Economía restituyó los niveles arancelarios que había bajado el 31 de enero del 2019 en los tres sectores, con lo que contuvo la última etapa de una baja arancelaria unilateral iniciada en el 2009.

Inicialmente, desde el pasado 1 de febrero, México redujo el arancel de nación más favorecida (NMF) para productos “sensibles” del sector textil y del vestido de 25 a 20%, en tanto que otros aranceles del sector calzado fueron disminuidos desde un intervalo de 30 y 25% hasta 20 por ciento.

Pero esta baja arancelaria la revirtió a través de dos decretos publicados el 10 de abril pasado en el Diario Oficial de la Federación por la Secretaría de Economía.

De esta forma, ahora nuevamente la Secretaría de Economía programó una baja de aranceles a un nivel de 20% para la lista de productos de los tres sectores referidos a partir del 1 de octubre del 2024.

Esto es, los cambios arancelarios que entraron en vigor el 1 de febrero pasado se postergaron por 180 días y se volvieron ahora a posponer hasta prácticamente el fin de la presente administración del gobierno federal.

Originalmente, en el marco de su plan de promoción de la competitividad de la economía, el gobierno mexicano aplicó desde el 2009 un programa gradual de reducción y simplificación arancelaria, encaminado a reducir los costos administrativos y de explotación de las empresas mediante el acceso a los insumos a precios competitivos.

Fue así que entre el 2008 y el 2012, México redujo unilateralmente el arancel NMF medio sobre los productos industriales de 10.4 a 4.3 por ciento. En consecuencia, adujo en aquel entonces, se aminoraría la dispersión arancelaria y las incongruencias. El objetivo era que 63% de las líneas arancelarias estaría libre de derechos en el 2013.

México importó prendas de vestir por 3,775 millones de dólares en el 2018 y de ese monto, China, Bangladesh, India y Camboya fueron el origen de 51.9% en conjunto.

En el sector calzado, las importaciones mexicanas sumaron 1,157 millones de dólares, de las cuales 51.3% provino de China, Indonesia, India y Camboya.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *