Los agregados laborales que trabajarán en la embajada de Estados Unidos no tendrán ‘súper poderes’ y, su principal función será la de recibir información y estar la pendiente de los asuntos laborales en México, señaló John L. Sander, socio del bufete de abogados estadounidense Jackson Lewis.

“Estados Unidos no tiene intención de invadir México con un ejército de agregados laborales, simplemente no puedo visualizar a un grupo de agentes del gobierno con lentes negros inspeccionando las plantas laborales mexicanas”, puntualizó el especialista durante el evento ‘A un año de la Reforma Laboral’, organizado por D&M Abogados.

La figura de los agregados laborales nació como una preocupación de grupos demócratas y líderes sindicales por el sistema laboral mexicano, “a pesar de que México tiene buena intención y realizó una Reforma Laboral, hay personas en Estados Unidos que no están seguros si funcionará, específicamente les preocupan los niveles salariales de los trabajadores mexicanos”, agregó.

Estados Unidos podrá estar al tanto de la situación laboral en México mediante la figura de agregados laborales, aunque también se contará con una ‘hot line’.

“Ninguna legislación estaría completa sin una ‘hot line’, porque nos encantan, a través de ella podremos recibir información confidencial y dinámica, en la que se podrán denunciar diversas anomalías laborales”, resaltó el socio de la firma estadounidense.

El especialista agregó que lo más destacado del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) es que ahora existen mecanismos que EU jamás había tenido en ningún acuerdo comercial.

“Ahora tendremos que observar que tan rápido será el proceso de respuesta de los mecanismos de solución de disputas cuando el T-MEC entre en vigor”, resaltó Sanders.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *